Logo Luzardo-INSA

Descripción

Con este tipo de estudios se trata de obtener un buen acondicionamiento acústico de los recintos, para lo cual se considera el tratamiento interno de las paredes, puertas, ventanas, techo y suelo, y se analiza su forma geométrica, así como sus dimensiones. El objetivo es conseguir un grado de difusión sonora uniforme en todos los puntos del recinto, considerando que sus propiedades se deben a las reflexiones de las ondas en todas las superficies límites, fijándose en que el valor de sus parámetros característicos sean idóneos en cada caso, es decir, que el campo creado en el interior del recinto por una fuente sonora, origine las condiciones adecuadas de audición de acuerdo con el uso del local.


En muchos locales, el acondicionamiento térmico y sus sistemas de climatización, deben ser adecuadamente considerados desde el punto de vista acústico, con el fin de que su aportación al nivel de presión sonora sea prácticamente nula. Por esta misma razón, debe cuidarse el sistema de iluminación, con el fin de que no introduzca ruido aéreo al ambiente sonoro de los recintos. 


La propiedad característica de muchos recintos destinados al uso de la palabra (auditorios, salas de conferencias, etc.), es que cuanto se diga en ellos debe oírse clara y nítidamente, y que el timbre de la voz de quienes hablan no varíe. En los recintos destinados a la escucha de música, es necesario que sean capaces de transmitir ésta con gran calidad. Un adecuado diseño del acondicionamiento acústico de recintos permitirá alcanzar estos objetivos